Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Publicado por COALICIÓN CORED

LA COALICIÓN PARA LA RESTAURACIÓN DE UN ESTADO DEMOCRÁTICO EN LA REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL (CORED), SUSCRIBE EN TODAS SUS DIMENSIONES EL INFORME EMITIDO POR LA AMNISTÍA INTERNACIONAL PIDIENDO AL DICTADOR OBIANG NGUEMA A QUE CESARA SU RÉGIMEN DE OPRESIÓN QUE DURA YA 40 AÑOS EN NUESTRO PAÍS.

 

En estos dos últimos años se han multiplicado sendos incidentes lamentables en la dictadura de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, y no sólo por lo que ha acompañado a la represión del ejército y la policía política desde la convocatoria de la ultimas elecciones legislativas en Guinea Ecuatorial, hechos comenzados desde el asalto a la campaña electoral de un partido político opositor en la región de Akonibe hasta los incidentes que atribuyeron la intentona de un golpe de estado al partido político C.I., como consecuencia de ello, fallecieron muchos guineanos fruto de la represión policial, hasta que el régimen supo haber cometido error en sus investigaciones, pero sin disculparse ante nadie, solo expulsando en el seno de sus propias filas a 42 militantes.

Llama naturalmente la atención la bochornosa y vergonzosa respuesta del gobierno opresor al informe de la Amnistía Internacional que estamos respaldando, DIVAGANDO los verdaderos puntos en los que el pueblo guineano nos aquejamos como son las violaciones de los derechos de los guineanos, detenciones ilegales, secuestros, encarcelamientos sin juicios, asesinatos y desapariciones.

La corrupción institucionalizada como consecuencia de  la dilapidación de fondos públicos persiste al igual que los señalamientos creíbles de corrupción en las más altas esferas y las graves violaciones de derechos humanos, incluida la represión de organizaciones de la sociedad civil y políticos opositores, la tortura y los juicios sin garantías.

En diciembre de 2017, la policía detuvo a 147 miembros del partido político que tenía que ocupar el único escaño opositor en el parlamento, tras un enfrentamiento con policías en la localidad de Aconibe, en la zona oriental del territorio continental. Posteriormente, la justicia condenó a 28 de estas personas a 30 años de cárcel y dispuso la disolución del partido. Los abogados de los detenidos sostuvieron que todos sufrieron abusos físicos o torturas, que provocaron la muerte de tres de ellos: EVARISTO OYAGA,  SANTIAGO EBEE ELA Y JUAN OBAM A EDU. En octubre, el presidente indultó y liberó a estas personas. En general, la comunidad internacional se mostró renuente a criticar al gobierno por estos acontecimientos.

El régimen con su vergonzosa respuesta, ha querido propagandísticamente falsear la realidad de sus obras, el objetivo del maltrecho régimen es limpiar el sucio perfil que Obiang Nguema está presentando a nuestro país frente a la comunidad Internacional y a los inversores.

La actual dictadura no puede ofrecer ninguna garantía a los inversores, que de buena fe caigan en la trampa de esta respuesta -propaganda ficticia- por varias razones: la primera y fundamental es que Guinea Ecuatorial en la actualidad no es un Estado de Derecho, por tanto, carece de garantías jurídicas para cualquier tipo de inversión. Según informes internacionales, Guinea Ecuatorial está considerado como el tercer país por la cola, del  ranking de países cuyos Gobiernos no cumplen los estándares mínimos en garantías jurídicas. Otra de las razones es que tiene uno de los peores registros en el mundo en lo referente a DDHH y en las libertades  políticas. Hay que añadir que  desde 1993  organismos económicos como el Banco Mundial y FMI eliminaron los programas de ayuda debido a los altos niveles de corrupción y mala administración. Diga lo que diga el Gobierno y su portavoz Eugenio Nze Obiang.

¿Qué tiene que ver George Soros con las violaciones que Obiang Nguema practica en nuestro país?

El Gobierno guineano, un régimen corrupto y violador de los derechos humanos de nuestro país, ha optado por utilizar la propaganda como su única  tabla de salvación a corto plazo. Ya sea organizando Campeonatos de Fútbol, eventos políticos de nula incidencia para nuestro pueblo, fiestas y saraos que organizan la familia del dictador, sus allegados y toda la innumerable corte de ministros, viceministros y el resto de esa gran pléyade de altos cargos enganchados al erario público, para mayor gloria de Obiang Nguema y su familia y para escarnio y desgracia de todo un pueblo.

Los sectores tradicionales claves para el bienestar y el sustento representan actualmente  solo el 3,5 % sobre el PIB oficial, y la estimación real de este sector la sitúan  por debajo del 1,1%. Los guineanos son conscientes y testigos de las recientes declaraciones del Presidente Obiang en un video, en el que se lamentaba de la falta de producción de los alimentarios, acusando a los guineanos de no querer trabajar la agricultura, para no depender del exterior. Hablaba Obiang  como si fuera un simple ciudadano, olvidándose de que el abandono de estos sectores de la producción, son consecuencia de su ineficacia, de la corrupción de su régimen y precisamente de su holgazanería. 

La principal preocupación del régimen de Obiang ha sido siempre enriquecerse mediante la corrupción de las empresas que capta de fuera, ofreciéndoles coparticipación o simplemente a base de comisiones. En 40 años de dictadura, jamás ha habido un solo proyecto nacional que favorezca los intereses de los guineanos en su conjunto. No hay empresarios guineanos a excepción de todos sus familiares, allegados, altos cargos del régimen, algunos privilegiados más, que viven al albur del presupuesto. La dictadura no se ha molestado en promover la inversión entre los guineanos, más aún, no permiten que guineanos que no sean del clan, monten sus negocios, y por supuesto que les vaya bien, eso no se lo perdonan. Con este panorama ha sido imposible crear un tejido productivo, tanto industrial, como  de servicios o en el sector primario. Por lo que la economía familiar del guineano medio, se nutre de los pocos puestos de trabajo de mala calidad, que las empresas extranjeras y nacionales reservan a los guineanos, 

Aunque Obiang Nguema diga con orgullo que sólo consume alimentos producidos en Guinea, es una de las mentiras monumentales del dictador, ya que desde hace mucho tiempo Guinea Ecuatorial sigue importando más del 90% de los productos de primera necesidad que suelen consumir los guineanos especialmente los que consume la familia del dictador, que son el 100% importados.  

El dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo es un gran cínico, un acomplejado, que adopta diferentes personalidades, -a modo del extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde-, según sí se encuentra con los suyos, o cuando se dirige a Occidente. La dictadura de  Obiang ya no representa al pueblo, no tiene futuro, tiene que abandonar el poder, sí o sí. Por duodécima vez le invitamos a que se siente con la oposición democrática, no a sus “estómagos agradecidos”, a la verdadera oposición, de entre ellos la CORED,  para pactar su salida, que retornen en libertad los exiliados y que se inicie  la transición a la democracia en Guinea Ecuatorial. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post