Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Publicado por COALICIÓN CORED

 

 

Hoy,  Sábado, 3 de agosto de 2019. Edición Nº 10

Próxima edición 15 de agosto 2019 – Solemnidad de Asunción de la Santísima Virgen María

 

 

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (12,13-21):

 

Reflexión:

Queridos hermanos y hermanas en Cristo resucitado:

 

            Teodoro Obiang Nguema Mbasogo que todo el País conoce ahora como ABI SATAN conmemora hoy el 40 aniversario del golpe de estado o golpe militar que acabó con la vida de Macías, dicen su tío, pero eso sí, acabó con la vida de quien se fio de él. Macías se fio de quien conoceríamos después como ABI SATAN, hasta el extremo de que le entregaría su propia vida. Aquí no estamos hoy para hablar de Macías que en paz descanse. Hablamos del dictador ABI SATAN que nos tiene maniatados en esclavitud en pleno siglo XXI, ante la atenta mirada de sus colaboradores que ningunean con calzoncillos bajo rodillas ante un don nadie, pero al que han dado atributos de único hombre y el mejor hombre. En el Evangelio de San Lucas del 18 Domingo del Tiempo Ordinario que se conmemora mañana, dijo uno a Jesús: “Maestro, dije a mi hermano que reparta conmigo la herencia”. Él le dijo: “Hombre, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre vosotros?. Y les dijo: “Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes”:.

         Hermanos, ABI SATAN no deja el poder por los bienes que maneja a su antojo y que son para todo los hijos de Guinea Ecuatorial. A ABI SATAN no le tiembla la mano para quitar vidas humanas, para torturar, secuestrar, asesinar para asegurarse en el poder por esos bienes materiales que maneja, y que son para todos los hijos de Guinea Ecuatorial. Ha creado una dependencia de su vida con los bienes que son de todos. Ha colocado en frente a sus hijos, familiares, cuñados para saquear el País brutalmente. Pero oímos a Jesús, quien se dirige a los que le escuchaban y les propuso esta parábola:
«Las tierras de un hombre rico produjeron una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos, diciéndose: “¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha”. Y se dijo: “Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el trigo y mis bienes. Y entonces me diré a mí mismo: alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, blanquetea alegremente”. Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?”. Así es el que atesora para SÍ y no es rico ante Dios».

         Esa pregunta se la venimos dando al dictador y saqueador de los recursos naturales, concretamente, petrolíferos de Guinea Ecuatorial: ¿de quién será lo que ha venido acumulando, robando, saqueando a lo largo de los 40 años?, ¿de quién será lo que su suegra y madre de Kokosia llamada Okomo ha acumulado, robado y saqueado de los más necesitados, cuando Dios reclame su alma?, ¿qué hará toda esa familia con el dinero acumulado, robado y saqueado de las arcas del Estado del pacífico Pueblo de Guinea Ecuatorial cuando Dios reclame sus almas? Se les invita a la conversión, como también nos invitamos todos a la conversión a fin de que una vez por todas sepamos que las cosas de “arriba” son muy importantes que las de la tierra.  Son las únicas que nos llevaremos cuando nos vayamos de este mundo. Lo demás es lastre inútil. El Evangelio nos lo deja muy claro. Podemos acumular todas las riquezas que podamos imaginar. Todo será inútil porque lo único que vale la pena es “ser rico ante Dios”. Todo lo demás es “vanidad de vanidades”, como dice la primera lectura. Es decir, que tenemos que “buscar las cosas de arriba” y “ser ricos ante Dios” y lo demás no interesa. ¿Cuanta riqueza va acumular el presidente dictador Obiang con su familia, habiendo ecuatoguineanos hambrientos, sin viviendas, sin trabajo, sin agua, sin educación, sin sanidad? Ellos acumulan y más y más, ¿hasta qué extremo?. ¿Acabarán llevándose todo esa riqueza, motivo por el cual han matado a tantos y tantos compatriotas?. Ahí tenemos definido un buen objetivo para nuestra vida. ABI STAN se ha preocupado ´sobre todo los últimos años de ser famoso, que se le considere panafricanista, comprando títulos universitarios y doctorados “honoris causa” de diferentes países, y trayendo a nuestro País delincuentes ex presidentes africanos para consolidar su club de criminales de lesa humanidad. Todo es vano. No se llevará nada cuando muera, queremos recordar que depende de dónde y cómo muera. En todo caso a él le dará igual, con lo que se haga con sus restos mortales. Pero nosotros, los verdaderos cristianos, tenemos otro objetivo: “buscar las cosas de arriba” y “ser ricos ante Dios”.

         Recordemos hermanos, a las más de 300 vidas humanas que han sido vilmente asesinadas durante los 40 años de cruel dictadura de ABI STAN y su familia. Recemos por ellos y por nosotros mismos, para que el Señor único Rey de Reyes, Altísimo Jesucristo nos conceda una vida santa y que busquemos solo las cosas de arriba y seamos ricos ante Dios, que nos librará de la esclavitud del régimen sanguinario que mal gobierna nuestro País. Recemos así también por los exiliados, sobre todo por aquellos que llevan muchísimos años plantándole cara al régimen déspota de la familia Obiang Nguema y por jóvenes políticos. También volvemos a rezar hoy y siempre por los inspirados por el Espíritu del Señor y que dan nombres al dictador como Okomampe, Motua-Bisuisui y últimamente conocido con  el nombre de ABI SATAN, también a su esposa como Kokosia o MADRINA DE LA MUERTE VIOLENTA de Guinea Ecuatorial.

         Pero nosotros, con toda una vida en el exilio nos preguntamos, ¿qué debemos hacer para “ser ricos ante Dios”? De nuevo la respuesta nos viene de la segunda lectura y del Evangelio. De acuerdo con Pablo, nos tenemos que revestir de la nueva condición del cristiano. Ahí no hay diferencias entre las personas: todos somos hermanos y hermanas. Ahora sabemos que “buscar las cosas de arriba” es buscar la fraternidad y vivirla en el día a día. Somos hermanos y hermanas y Cristo es el hermano mayor que nos convoca a vivir en familia. El régimen del PDGE enseña a los jóvenes ecuatoguineanos que TONTORIN es el hermano mayor. Nosotros decimos que NO, no lo es. SOLO CRISTO ES EL HERMANO MAYOR que nos enseña que el amor fraterno hay que vivirlo en la familia, en la calle, en el trabajo, en la comunidad. Nuestra comunidad de partidos políticos al régimen del PDGE es también fraterna, recemos que a partir de este momento que escuchamos la palabra de Dios sea exenta de desentendimientos, riñas, egoísmos personales, descalificaciones, insultos. Pensemos siempre en “buscar las cosas de arriba”, donde nos hacemos “ricos ante Dios”.

 

¡Que Dios proteja y libere al Pueblo de la República de Guinea Ecuatorial de la dictadura y tiranía del presidente  ABI SATAN!  AMÉN.

Ante la pasividad de la jerarquía ecleasiástica de nuestro País encabezada por el Arzobispo de Malabo Juan Nsue Edjang en los asuntos políticos que afectan al Pueblo de Guinea Ecuatorial, Nosotros  Mismos, Ciudadanos de a pie y Cristianos  Confesos de esa Iglesia Católica,  Apostólica y Romana  tomamos carta al asunto, denunciando ante Dios Todopoderoso y  Eterno el dolor que  el  dictador y criminal  asesino Teodoro Obiang Nguema Mbasogo  está causando a  los  ecuatoguineanos. No recurrimos a otros dioses  falsos,  sino a Aquel que nos mandó preceptos y mandamientos tales: “ Escucha, Israel: el Señor es nuestro Dios, el Señor es Uno. Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas (Deuteronomio, 6- 4-5).

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post